jueves, marzo 02, 2006

Y sin embargo


UN SÍ NOCTURNO SE IMPONE

LA VOLUNTAD DEL NIÑO
CONTRA LA MUERTE

hablo de lunas de leche derramada
de soledades vencidas despacio
de ríos azules corriendo como locos
por la sangre
hablo de cuerpos en apetito
que danzan
que cantan
que sueñan
hablo de noches de anillos y relámpagos
hablo
de labios de miel o mar
desde su abeja
desde su pez
hablo de abismos que se abren
y se cierran
de relojes olvidados
de susurros
de alegres aves que anuncian ciclos
hablo de cuerpos en sol
bendecidos en el beso
y hablo
de los hielos derrotados por el fuego
de las horas...

1 comentario:

Joel Regalado dijo...

Vuelvo y te reitero,Orlando, tu voz poetica debe seguir cultivandose y dandose a conocer.
Me extraña mucho que alguien que sepa de literatura en Dominicana no haya tenido el honor de descubrirte y promoverte como un poeta dominicano de gran promesa.

Aqui el elogio no es gratuito. Ojala y tu voz no quede relegada al anonimato. Ojala!