martes, marzo 21, 2006

Dactilografía de lo imposible



Nos conocimos. Sí. Muy poco.

Apenas horas y sal entre suspiros leves
y acasos de luna y soledad.

Crueles, a la postre,
los relojes retaron al Amor
paso por paso
ganando entre agujas la partida.

1 comentario: