martes, marzo 21, 2006

Despacio, cientos de lunas antes o después

Arcos que se abren y se cierran
dos que se buscan y se huyen

Círculo de la musa y el trovador

Desde los labios
se atan y desatan
las posibilidades infinitas

Juego de luces y sombras

Ah
tienes que amarme despacio
que detrás de la puerta oscura
la pálida parca tiene prisa
espinas de hielo
abismos de calcio y espera…

2 comentarios:

paúl álvarez dijo...

Saludos de un visitador más o menos continuo

El Peregrino dijo...

Honor que me haces, poeta.