martes, septiembre 19, 2006

Sobre el eje fatigado

La hoja pide su registro verbal

Es insaciable la página

Yo me dejo llevar
Pero no tengo tanta fuerza
Para andar o desandar tantos caminos

La vida en otra parte encuentra ríos
Y esto es verdad todos los días

Pero también es verdad
La historia de los agujeros negros

Hablo talvez de

Días sin costillas ni palabras
Días de silencio para ensordecer toda la noche

Los cuento uno por uno

Días para perder amigos
Días para chocar de cabeza contra el techo
Días para dibujar a Dios en una lágrima
Días que crujen o son espejos vacíos

Y días como éste
Con más de mil horas

Para sobrevivir
O dejarse vencer por la poesía.

9 comentarios:

Ivy dijo...

Esto me gusto:
TOODOOO!!!

Montirul dijo...

Si me preguntaran a mi por tí, no sabría que decir..

El Peregrino dijo...

Cada día, las cosas también pueden ser como parecen... Podríamos decirle a quien pregunte: "¿te has metido alguna vez en un poema? No tenemos por qué esperar que nos responda... Cada cabeza un universo, cada día su poema... Y el caso es que a la vida le gusta variar y repetirse...

mart dijo...

"Dias para dibujar a Dios en una lágrima" wow...tremendo,profundo,genial!

Isabel Romana dijo...

Me gusta la idea de dejarse vencer por la poesía. Muy bella. Saludos cordiales.

India Ning dijo...

Hay días que la inspiración se instala en los dedos de las manos, y con las yemas alcanzas la felicidad literaria. Es día te llegó.
Estupendo poema.
Un abrazo!

Athenea dijo...

Dejarse vencer por la poesía es lo mejor.

Clarice Baricco dijo...

Me dejo vencer por tu poesía, por cada una de tus letras.
Me gustó.
Gracias.

Indhira dijo...

Vencidos estamos ante tus versos, caemos desfallecidos a los pies del poeta...