domingo, septiembre 24, 2006

QUEDAN AMORES Y MURMULLOS

A la memoria de Orlando Muñoz


Ahora que mi madre pregunta quién es
Ese pobre hombre que yace en el lecho
Ahora que mis hermanas lloran desconsoladas
Ahora que llamas a mi hermano y te despides
Ahora que sacas fuerza y dices ya me voy
¿Qué caminos se habrán abierto para ti?

*
Hoy los libros no me sirven para nada, papá
Hoy pierde sentido toda la historia del universo

*
De pronto pasaron y pasan las horas
Y atrás quedan amores y murmullos

*
Las viejas fotografías dicen tanto de ti
Y ahora nada ni nadie puede retratarte la vida

*
Yo quisiera recordarte con alegría
Pero te vi crujiendo dientes contra la muerte
Hasta el último instante

*
Te mueres con mi nombre
Y yo he nacido con él

Y con él te escribo estas palabras
Y con él quisiera extenderte de sol a sol
Como cuando la tierra reclamaba tus manos
Y sembrabas la savia entre los surcos

*
Hoy es una verdad irrebatible
Uno nunca está preparado para la muerte, papá

*
¿Acaso no te vi apretando a la vida entre tus manos
Forcejeando con el tiempo, tratando de vencer?

Peleabas con demonios invisibles
Lidiando con tu dolor segundo a segundo
En tardes infernales que no parecían acabarse

*
Trato en vano de colocarme en tu lugar
Y apenas me muero un momento contigo

Y al rato resucito, débil de obras y palabras, sin ti

*
Sin embargo, dicen que
Las mismas lágrimas que te nublan la mirada
Te abren poco a poco caminos de luz

Y me doy a la poesía buscándote
Y me acuso razones en el misterio de las horas

Nos hemos de quedar con tu coraje
Con tu honradez a toda prueba
Con tu pasión, con tus ganas
De ser y estar ahí donde la vida reclamaba una esperanza
Aunque cada día sorteara un desconsuelo
Y aunque ayer y hoy la vida fuera pura bagatela, sin sentido

*
Yo no sé cómo consolarte, padre
Yo no sé qué poema te mereces
Hoy, que necesito tu bendición más que nunca
Yo no sé cómo consolarme
Cómo salvarte o salvarme la memoria

*
Quédate con estas palabras, mientras tanto

Y adonde quiera que vaya tu cuerpo, hijo del dolor
Adonde quiera que vaya tu alma, inquieta de justicia
Buen viaje, papá
Que la naturaleza siga el ciclo de la vida con tu cuerpo
Y que Dios, quienquiera que sea, acoja tu alma en la amistad...

15 comentarios:

Ivy dijo...

Lo lamento mucho... me hubiese gustado poder decirte algo mas, pero las palabras no fluyen... De verdad lo siento mucho.

Besos Azules

Clarice Baricco dijo...

La belleza de tus letras se me vuelven silencio.
Un abrazo y paz a ti.

India Ning dijo...

Has conseguido emocionarme, por lo tanto tu padre, esté donde esté, se sentirá muy orgulloso de haber provocado esas palabras en ti, y de dejar tantas cosas buenas en el corazón de su hijo.
Un abrazo enorme!

Montirul dijo...

wou..

Umma1 dijo...

Lo vas a encontrar en tantas partes hasta que se te haga costumbre la memoria, no exija esfuerzo y este junto a vos, todas las veces que sea preciso.
Fuerza (f)

Heriberto dijo...

Orlando: lo siento mucho. Espero que la resignación, ese alivio temporal pero recurrente, llegue a vos y a tu familia y los llenen de paz. Un abrazo.

frank dijo...

Orlando, este es un texto potente y perdurable, es sin duda uno de tus mejores poemas. Siento mucho lo de tu padre.

El Peregrino dijo...

A todas las personas que se han sensibilizado por medio de este blog, a todas las personas que han llamado y a las que se han acercado para compartir un abrazo, gracias por el gesto de solidaridad, por las muestras de amistad en este momento tan amargo para mí y para mi familia... Que sea bendita su vida y que el amor y la paz les acompañe.

Vitico Cabrera dijo...

Orlando, hermano de letras y voz, solo puedo darte un gran abazo; queda, vivo, eterno en tu corazón, el recuerdo. cuanto lo siento, hasta pronto, vitico

Oceanida dijo...

Me has emocionado.
Es tan bello que seguro surca todas las fronteras no visibles y llega al regazo de Orlando como una estela preciosa de amor inmenso.

Un abrazo muy fuerte que te llegue seguro y calido.

Athenea dijo...

Lo siento tanto Orlando, es tan sentido tu post, tan profundo qe no evito las lagrimitas que me corren sin cesar al leerte.

Un abrazo.

claudia, pamela, nathasha y jatnna dijo...

Orlando, cada uno de nosotros pasamos por momentos malos en nuestras vidas, hace poco te toco a ti y queremos que sepas que puedes contar con nosotras para lo que sea, cuando necesites de un abrazo o solamente desahogarte, puedes contar con cada una de nosotras que te quieremos muchisimo y te acompañamos en tus sentimientos...

y ya sabes pon tu dolor en nombre de Dios y el te dara toda la paz y la consolacion que necesitas...

att: Claudia Reyes, Pamela Ogando, Nathasha Paulino y Jatnna Marte..

Indhira dijo...

Siento mucho lo de tu padre y quiera mas que darte un abrazo virtual, abrazarte con la misma fuerza y sentimiento que nos transmites a través de tus poemas.

Rosa Silverio dijo...

Orlando, lo siento mucho.

Este es uno de tus mejores poemas.

Entiendo muy bien lo de tu padre.

Un abrazo fuerte,

Ro

ANA TEREZA dijo...

Triste...me llego mucho....tantos dias sin pasar por aqui y me encuentro con esto...que a pesar de ser doloroso no deja de ser hermoso.....perdon si mis palabras no fluyen como deberian de hacerlo....ya ni inspiracion tengo para mi propio blog....

Tomo prestada esta frase que escribiste:
Sin embargo, dicen que
Las mismas lágrimas que te nublan la mirada
Te abren poco a poco caminos de luz......

Es lo que nos queda.....seguir...subir....

Un Abrazo fuerte!!

ANA T