martes, agosto 15, 2006

Poema con primates, aves y batracios

COMO
CÁNDIDAS RANAS
PARA LA DILATADA
MELANCOLÍA
DE LAS TINIEBLAS
las camareras
saltan o danzan
risueñas
entre vocales roncas y café

aquí o allá
las caderas se retuercen
y en pleno espasmo
de las horas
la vida cobra o paga sus apetitos

los ásperos gendarmes
—lengüilargos
babeando
como perros anhelantes—
envejecen
trago a trago
acodados en la barra del infierno

las sombras
se diluyen o se abisman

pasan lunas y suspiros
carcajadas de madera
lagrimeos de reptiles
argonautas hostigados y bachatas

despatarrado en un rincón
un borracho sueña
que se levanta un jardín sobre un pantano

toma nota el poeta
leyendo cada suspiro
y a la gracia del alba se levanta
con su nombre al fin sobre los pasos
temblando

con la noche
la pluma y el beso
y el oro y el tiempo
perdidos

y apenas la memoria nocturna
de unas cándidas ranas que son como los cisnes…

9 comentarios:

El mitico dijo...

Soplame un poco de las brisas que te llegan a ver si algo se me pega!

Suerte peregrino, siga su buen trabajo!

Yreal dijo...

Bellas metáforas.Entre ranas y lunas pasa la vida

un abrazo

y

Gracias por la visita y por tu comentario tan fino

juantaveras dijo...

hacer eterno un sufrimiento
para crear siempre lo que no existe

un tiempo de madera, y la vida siempre en otra parte!

Orlando personas como tú
son las de siempre.
Poetas, como tú?, ninguno.

Abrazos

El Peregrino dijo...

Mítico:Los vientos que me pasan por encima son los mismos que a cualquiera. Si hay algo especial en todo esto, ha de ser una actitud, una inquietud, una curiosidad, una pasión, una voluntad o una combinación de todas estas cosas y demasiada literatura en la cabeza... Sigo peregrinando, quizás no tan convencido como tú, pero siempre tras el olor de la poesía...

Yreal: ¡Una curiosa relación! ¡Y real! (desde el punto de vista de la poesía). En cuanto al comentario, tan fino que fácilmente se quiebra. Gracias a ti por las imágenes tan agradables y por tan buenos textos.

Juan: Ciertamente, cada uno es poeta a su manera, en tanto que la vida, andariega, puta o retraída, nos circunda por todas partes, se enamora por un rato y luego se nos escapa, resbalosa, por entre los dedos...
Por otra parte, me hubiese gustado hacer un comentario a algo que escribiste, pero tu blog es para un gueto... ¿por qué no lo abres a la posibilidad de los comentarios del público en general?

Gracias a todos por las visitas, por los comentarios, por ser parte de la vida y la poesía...

Ivy dijo...

=) El siempre tan el!

Indhira dijo...

El poeta siempre atento a lo que le rodea para transformar la realidad en hermosos versos.

Nos leemos, un abarazo.

Athenea dijo...

Mas que ranas y lunas es envolverte en los versos y crearte una sábana tan agradable como en la que estas envuelto.

Isabel Romana dijo...

Un poema muy descriptivo y, aunque sea nocturno, extrañamente cálido. Un territorio idóneo para los batracios. Saludos muy cordiales.

Rosa Silverio dijo...

Me gustó mucho tu poema, en especial el ritmo y cómo termina. Parece que puedes tratar cualquier temática y crear una joya.