jueves, junio 14, 2007

Magister dixit

Jorge Luis Borges siempre fue controversial respecto al tema de la política. En medio de un diálogo con Osvaldo Ferrari dijo cierta vez: “Creo que se tiende a exagerar la importancia del Estado ahora. No sólo la del Estado sino que todos pensamos que un país depende de su gobierno; y quizá los gobiernos no sean tan importantes, quizá lo importante sea cada individuo, o cada modo de vivir”. Más adelante daba un ejemplo: “Vamos a suponer que Suiza sea un reino y que Suecia sea una república, ¿cambiarían en alguna cosa?”. Y luego agregaba: “tendemos a suponer que es muy importante todo eso, y quizá no lo sea, y también de ahí se llega al error de suponer que de todos los males es culpable el gobierno”, pero “quizá el gobierno esté tan perplejo y tan perdido como nosotros. Es lo más probable.” ¿Tendrá razón? ¿Qué pensarán puertorriqueños y cubanos de esto; Hipólito Mejía, el presidente Leonel Fernández y el Pobre-Cristo-Peregrino de Dajabón; el Rey Juan Carlos y Joaquín Sabina, usted y yo…?

4 comentarios:

αŋŦỞŋ¥ ىŧ.є٧є dijo...

No solamente Leonel F., los demás presidentes, como aquí ahora nuestro gran señor Alan García (en su segundo luciente gobierno) ha comenzado a dar indicios de autoritarismo, censurando las caricaturas políticas -no es porque cada uno encuentra su manera artística de expresarse, sino porque el contenido va contra la moral del gobierno- ¿será cierto?

Mi buen amigo, hace tiempo que no venía a leer su bitácora y me llevo la sopresa que por ahora ha dejado la poesía y ha comentado acerca de Borges, lo que me parece fenomenal.

Saludos desde Perú.

Esfinge dijo...

que respiramos el mismo aire y tenemos el mismo rostro, no importa el nombre en la silla

eduardo waghorn dijo...

Interesante y grato espacio...
Visítame cuando gustes.
Un cálido saludo desde el invernal Chile!

José Ángel M. Bratini dijo...

Creo en la capacidad individual del ser humano, en la fuerza capaz de arrancarnos del mundo:empezando por desprenderse de uno mismo.

El Estado no es responasble de nada, nosotros somos responsables de él; hombre por hombre y mujer a mujer, todos corructos, criminales electorales...Propio de una sociedad que piensa en masas.La opinión de la mayoria siempre será inmunda, el buen juicio habita en las cifras pequeñas...

Cada ser humano es UNO: cifra primera y más deseada. Es aquí la génesis de todo conflicto...