viernes, junio 09, 2006

Historia para leer con un clavel en los dedos


Quiso
con ella
que su nombre fuera Sí.
Quiso beber en sus ojos
la posibilidad.
Ser Sí, danzando
bajo un diluvio
demencial
de flores enfrentadas a un desierto.
Quiso Ser con ella y en ella
lo inenarrable Sí.
Quiso Ser Sí
más allá de los ojos de la noche,
total y Sí,
dejándose beber en su boca,
deslizándose Sí por su cuerpo.
Quiso ser un himno a lo deseable.
Ser el Sí de las cosas
y la cosa en Sí, para Sí.
Pero,
al preguntarle nombre y esperanza,
ella quiso ser sumamente precisa,
sincera,
terrible,
y apartando uno por uno cada Sí
como a los pétalos de una flor endemoniada
le dijo,
simplemente,
No…

10 comentarios:

Montirul dijo...

No.

Rosa Silverio dijo...

Qué final más terrible.

A veces hay que ser preciso y separar los sí, y negarlo todo para poder abrirse al mundo.

Ivy dijo...

Quizas

Athenea dijo...

Final horrible, fatal pero que hermosa forma de decirlo.

1234567ycasillego dijo...

que final mas hermoso...me hace acordar que uno nunca es lo que quiere, sino lo que puede.

S.

Indhira dijo...

Yo también quisé ser sí pero en el intento me han atropellado un par de nos fatales,fríos y sombríos.

ANA TEREZA dijo...

Siempre hay segundas oportunidades....

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

I like it! Good job. Go on.
»

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»