miércoles, enero 10, 2007

Palabras robadas

Hablas de ti
La calle gris que se extiende
La lluvia
La noche
Tristeza y miedo de por medio

Pero se trata de mí
Que acaso me estoy terminando en tus días

Se trata
De que no tuve todas las palabras
Que no supe escribir todos los versos
Que me fui tragando poco a poco
El apetito de tus labios

De mí
Que no supe a tiempo
Del verso que amanece en el pecho,
Doliendo,
Como un vidrio que crece.

Se trata de mí
Habitado por tu sombra

Que acaso soy
En ti
Que acaso duelo

Que puedo lastimarte o punzarte las horas

De mí
Que cuando callo miento

Que te hago triste
Culpable de lo imposible
Para que te vayas de todas las esperanzas
De mí
De mis dos o tres líneas

Que a penas
Imagino en una página
El mismo beso de otra noche
El que fue y no fue
El beso que será
Y no será

Y encima tú
También
En “el silencio de los poetas”
Que es mío

Se trata de mí
Que como tú cierro las puertas
Que apago las luces
Como tú

Que me abro al poema que somos
Y algo de ti me da vueltas dentro
Hurtándole palabras a la noche
Y es tarde.

10 comentarios:

Merlín dijo...

Hacen falta palabras para describir el sentimiento que se origina en el alma cuando leo tus poemas. Un abrazo.

Athenea dijo...

Hermoso, me conmivio hasta la ultima fibra.

Lessieh dijo...

Si son robadas, dime a quién se las robaste, porque tu víctima te está dejando muy buenas influencias. Este es un gran texto, te felicito.

El Peregrino dijo...

Las robé a la sombra del miedo y al rastro del dolor; a la puta soledad, que me dijo que sí, y a la musa poeta, que me dijo que no...

Montirul dijo...

Guao
Me hiciste llorar..
Y era necesario...

Esfinge dijo...

El vidrio en el pecho crece palabra por palabra... Muy bueno profe

1234567ycasillego dijo...

se trata probablemente del tiempo que nos deja nostalgia hecha a la medida...

Me gusto muchisimo...

S.

ULriKe RasUmoV dijo...

Las palabras vienen y cuando disponen hacer de las suyas llevan a la catársis a su máxima expresión... pero también surge que se van y es difícil aceptar que ya no están con nosotros.

Saludos desde Perú.

El Peregrino dijo...

Gracias a todos por la visita, por las palabras...

Rosa Silverio dijo...

Hermoso poema, Orlando. Me gustó mucho, sugerista más de lo que dicen tus versos.