miércoles, diciembre 30, 2009

Canción (en tiempo de rap y reguetón) para cantar otra canción

LA CALLE TIENE DIENTES
MI GENTE
(sé prudente)
hay que tener cuidado
mi hermano

¿no te enteraste?
¿no te contaron?

la historia de los pobres banquero
cuatreros
con mucho dinero

la de los pastores gozosos
lividinosos
muy bondadosos

la de los empresarios sindicalistas
y chantajistas
gente muy lista

o la de los partidos
bandidos
y sus dirigentes
tan "serios", "prudentes"

todos tan preocupados
y osados
por el progreso
y el peso
de sus bolsillos
de pillos

traviesos
golosos
obsesos
maleantes
taimados
avaros

querían más
soñaban más
buscaban más
tomaron más
y un poco más
y mucho más

hasta que
secaron la fuente
mi gente

hasta que nos fuñeron a todos
por bobos

ah
la calle es peligrosa
grimosa
hay que pisar bien fino
mi amigo
uno no sabe
lo que le espera
afuera

con un discursito
meneando la cola
con un tratadito
con una pistola

no tiemblan
no temen
son fieros
guerreros
los amos
del viento
desfalcan
se mofan

y matan
y rezan
y traman
espantos

y yo pintando caracoles
y tú en el aire suspirando

con un escalpelo
con un maniquí
con un caramelo
con un maletín

pero ¿no vamos a plantarnos de una vez
no vamos a inventar otra nación
no vamos a abrazarnos otra vez
no vamos a cantar otra canción?

y que se rasquen la cabeza los cajeros
y algunos hombres grises esperando
y que hiervan los capos en su templos
y se pudran en silencio funcionarios

la calle está muy dura
mi chula
hay muchos delincuentes
mi gente
pero hay que salir
hay que vivir
sobrevivir

así es la vida
movida
abajo y arriba

el que no arriesga
no gana ni paga
mi pana

no cesan
no ceden

los dueños
del tiempo
son crueles

prometen
olvidan
se lavan
las manos

depredan
sonríen
y traman
espantos

y yo en el aire dibujando
y tú leyendo los arcanos

pero ¿no vamos a plantarnos de una vez
no vamos a fundar otra nación
no vamos a besarnos otra vez
no vamos a escribir otra canción?

y que se rasguen la camisa los banqueros
y los cómplices se quiebren tiritando
y que tiemblen presidentes traicioneros
y se pudran en silencio los corsarios

pero
¿no vamos a plantarnos de una vez
no vamos a fundar otra nación
no vamos a pensarnos otra vez
no vamos a cantar otra canción?